Cómo vivir desde tu esencia

Cómo vivir desde tu esencia

Tu esencia es el amor, todos venimos de la Fuente, y la Fuente es amor, por tanto tu esencia es el amor.

Es muy fácil ver ese estado en los bebés y en los niños, ¿pero qué pasa cuando creces?, ¿por qué te has «alejado» de ese amor?

De manera muy rápida y sutil, por una necesidad de sobrevivir en tu nuevo medio: la Tierra, inconscientemente haces infinidad de cosas para adaptarte, buscar ser aceptado, primero en tu entorno más cercano: tu familia, luego en la sociedad.

Esta es una habilidad de adaptarte a lo que ves y a lo que se espera de ti te permite sobrevivir.

Podríamos decir que sin darte cuenta y rápidamente vas creando un personaje que acepta las normas para sobrevivir.

La llamada del alma

Pero tarde o temprano el alma hace su llamada: ser tú.

Tienes que recordar que más allá de tu personalidad, has venido a la Tierra a vivir un aprendizaje para tu alma, no para tu personalidad.

Por eso más allá de cuáles sean tus experiencias y tu estilo de vida, aunque este sea aceptado por tu cultura y por tu entorno, si llevas tiempo sin recordar quién eres de verdad, tu alma hará su llamada, las veces que haga falta hasta que la escuches.

Es como si te recordase que no has venido a simplemente sobrevivir, sino a evolucionar como alma y para ello has de ser tú mismo-a.

El alma trae un plan: realizarte como ser, (lo que te lleva a tu felicidad interior), y el para ello es indispensable ser tú, quien eres de verdad.

Es cuando comienza el camino de retorno a casa: tú mismo, el amor.

¿Cómo volver a ser quién eres de verdad?

Lo primero sería desear volver a ser tú mismo.
Lo segundo, permitirte andar ese camino de regreso a tu esencia: el amor.

Y quizás tengas que desaprender cosas, revisar si las cosas son como te las han enseñado, tal vez sí, tal vez no…es necesario que te permitas cuestionarte las cosas más elementales como quién crees que eres, a qué has venido, y qué es realmente importante en tu vida.

Estas preguntas pueden inquietarte, pero si las haces desde el corazón, y no desde tu mente, poco a poco irás reconociendo lo que es verdad para ti y lo que no. Lo que resuene dentro de ti. Todos somos portadores de una sabiduría interior, tú también la llevas contigo a todas partes. Permítete comunicarte con ella.

Recuerda:

El camino de regreso a tu esencia se hace desde el amor, no desde tu mente.

¿Cómo puedes saber si estás conectando con tu esencia o con tu mente?

Es mus fácil: tu esencia siempre te aportará paz, bienestar, tranquilidad, entusiasmo por vivir. Cuando estás conectado con tu esencia tu cuerpo está relajado y te sientes confiado, creativo, abierto . Tu energía fluye de manera natural.

Tu mente, en cambio siempre busca el control, conseguir cosas, tener la razón, agradar, convencer, etc. Esta actividad mental te pone en tensión, te conduce a la ansiedad al estrés, inseguridad y te quita energía.

Recomendaciones para vivir desde tu esencia

Dedica un tiempo al día para conectar con tu esencia eligiendo un lugar tranquilo en donde nadie te interrumpa. Valora tu este momento como algo muy importante para ti que te aportará beneficios en todas las áreas de tu vida.

  • Cierra los ojos.
  • Con un par de respiraciones profundas suelta las tensiones de tu mente y tu cuerpo.
  • Pon tus manos sobre tu pecho.
  • Simplemente siente, disfruta de estar en silencio contigo en contacto con tu centro corazón.

Deja un comentario

Share on facebook

Artículos Recientes

Si te apetece que estemos en contacto recibe mi regalo especial par ti.

Cerrar menú