Actitud y crecimiento personal

Desarrollo personal. Gana con tu actitud.

Herramientas de desarrollo personal

GANA CON TU ACTITUD

LA ACTITUD LO ES TODO. Todos lo sabemos y sin embargo, ¿caes a veces en el vicio de hablar de la noticia mala del día?

Tener en tu mente un repertorio de desgracias o una visión negativa del mundo no te ayuda en absoluto a tener una actitud que te permita disfrutar del día a día encaminándote paso a paso hacia tus objetivos.

Cultivar una actitud positiva es la clave de tu éxito en todas las áreas de tu vida.

EL GRAN PODER DE LA ACTITUD

Cuando eliges tener una actitud u otra, haces que toda tu energía se dirija hacia un norte, ese norte debes elegirlo con conciencia, y debe estar en resonancia con lo que deseas.

Muchas veces queremos que nos pasen cosas bonitas y sentirnos satisfechos con cada área de nuestra vida, pero ¿qué actitud estás adoptando en tu día a día, cuando te levantas por la mañana, cuando te preparas el desayuno, cuando llegas al trabajo, cuando hablas con las personas?

CAMBIO DE ACTITUD

El desafío es dejar de ser víctimas para ser los protagonistas y responsables de nuestra felicidad, por lo tanto ser responsable de tus pensamientos, de tus emociones y de tus actos.

Algunas personas realmente hacen avances significativos en su crecimiento personal cuando por fin entienden la importancia que tiene la actitud que adoptan.

Con la calidad de tus pensamientos y tu actitud creas tu nivel de energía y con él generas todo lo que haces atrayendo lo que está en resonancia contigo.

Cuando sucede algo que no esperabas, algo desagradable ¿qué actitud adoptas?

  • ¿Reaccionas?
  • ¿Muestras lo mejor de ti y buscas alternativas?
  • ¿Sacas tu parte más amorosa y comprensiva?
  • ¿Te distancias?
  • ¿Te cierras?
  • ¿Sacas tu parte más sensata?
  • ¿Pones en acción tu parte más creativa?
  • ¿Sacas tu parte más odiosa?
  • ¿Dudas de ti?
  • ¿Sonríes?

REVISA TU ACTITUD

Cuando haya pasado unos minutos del suceso que no esperabas, revisa cuál ha sido tu manera de actuar y pregúntate si esa actitud es la que te conduce a tus objetivos, si es que sí, genial! Y si es que no, pregúntate qué puedes corregir para la próxima vez.

Si esta escena se repitiera, ¿qué actitud adoptarías esta vez?

JUEGO DE ACTITUDES

Piensa tu día como una partida que juegas con la vida. La partida comienza cuando te despiertas y acaba cuando te vas a dormir.

El primero en jugar eres tú, con el primer pensamiento del día y tu actitud, y observa qué carta te está tirando la vida, luego te tocará a ti, y otra vez a la vida, así durante todo el día.

Cada situación te está dando la posibilidad de elegir qué actitud quieres tomar y las diferentes actitudes posibles son las cartas que tú tienes en la mano, la vida te está poniendo una escena y te toca a ti tirar una carta, la carta que tiras es la actitud que adoptas.

La clave está en darte cuenta de que con esa carta que eliges puedes ganar la partida.

Recuerda que cuando en tu día sucede algo que no es lo que deseabas, es TU GRAN OPORTUNIDAD de mirar las cartas que tienes en las manos y elegir la actitud que te haga ganar la partida.

PASOS A SEGUIR

  1. Respira y tómate unos segundos para no reaccionar con el piloto automático.
  2. Recuerda que es tu GRAN OPORTUNIDAD DE GANAR LA PARTIDA
  3. Haz un repaso mental de las diferentes actitudes posibles (las que se describen en la lista de más arriba.
  4. Elige la actitud que te haga ganar la jugada, la que te lleva directo a tus objetivos.

RESUMIENDO

Todo el tiempo estás eligiendo actitudes y estas hacen que te conduzcas hacia unas situaciones o hacia otras.

El camino conocido es caer en el papel de víctima y quejarte (oh! Pobre de mí, qué terrible lo que me ha ocurrido!!), este camino te lleva a la pobreza en todos los sentidos, anímica, económica, moral, etc., pero tienes otro camino que te lleva a vivir cada área de tu vida tal como la quieres vivir, y para ello debes elegir tu actitud, la carta con la que puedes ganar la partida.

¿Qué actitud adoptarás hoy?

Share on Facebook

Deja un comentario